Location

Nuestra Ubicación Ciudad de México

time

Lun - Dom

24 hrs

phone

Llámanos +52 (55) 6350-6672

blog-1

Historia del Puente del Arcoíris

Existen muchos mitos e historia sobre a dónde van nuestras mascotas después de que mueren. Independientemente de las creencias religiosas de cada dueño, todas las teorías ayudan a traer un poco de paz a quien ha perdido a una mascota.

Una de las historias más famosas es el Puente del Arcoíris, que surgió en un poema escrito hace poco tiempo por un autor desconocido.

Este poema representa la noción de que los animales y sus dueños se reencontrarán después de la muerte en un lugar feliz.

En Huellitas en el Cielo compartimos contigo este hermoso poema para que lo conozcas y lo recuerdes cuando lo necesites o se lo hagas llegar alguien que sepas que podría apreciarlo en este momento.

El Puente del Arcoíris

Justo de este lado del cielo hay un lugar llamada el Puente del Arcoíris.

Cuando un animal que ha sido especialmente cercano a alguien muere, ese animal se va al Puente del Arcoíris. Hay arroyos y colinas para todos sus amigos puedan correr y jugar juntos. Hay suficiente agua, comida y sol y nuestros amigos no padecen frío y están cómodos.

Todos los animales que han estado enfermos o eran muy viejos son curador y recobran su vigor. Todos los que fueron lastimados son fuertes de nuevo, tal y como los recordamos en nuestros sueños sobre los días y tiempo que ya se fueron. Los animales están felices y contentos, excepto por una cosa: todos extrañan a esa persona especial para ellos que dejaron atrás.

Todos corren y juegan juntos, pero llega el día en el que de repente uno se detiene y mira a la distancia. Sus ojos brillantes se enfocan, su cuerpo emocionado tiembla. De repente empieza a correr alejándose del grupo, volando sobre el pasto verde, sus piernas llevándolo cada vez más rápido.

Ya te ha visto y cuando tú y tu amigo especial por fin se reencuentren, se abrazarán en una alegre reunión para no volver a ser separados. Los besos de felicidad lloverán sobre tu cara, tus manos acariciarán su cabeza y podrás ver otra vez a través de los ojos llenos de confianza a tu perro, que había estado tan lejos de tu vida, pero nunca ausente en tu corazón.

Entonces cruzarán el Puente del Arcoíris juntos.